Noticias

AntalGenics desarrolla soluciones en neurocosmética para paliar los síntomas de las pieles sensibles

La compañía investiga y diseña ingredientes activos que actúan sobre las células responsables del malestar reduciendo su actividad
AntalGenics desarrolla soluciones en neurocosmética para paliar los síntomas de las pieles sensibles

Picor, sensación de quemazón, rojeces… Estos son algunos de los síntomas que aparecen cuando se sufre dermatitis atópica. Debido a factores como el exceso de higiene, el incremento de polución ambiental o la radiación solar cada vez aumentan más los casos de pieles sensibles. En las últimas décadas el número de casos de dermatitis atópica se ha multiplicado por tres y la cifra de personas con piel atópica ya supera el 30% de la población española, según un informe publicado por la Academia Europea de Dermatología y Venereología. Para paliar algunos de los síntomas que presentan las personas con pieles sensibles, la spin-off Antalgenics del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (PCUMH) de Elche se encuentra inmersa en el desarrollo de soluciones basadas en la neurocosmética. La responsable de Marketing y Desarrollo Empresarial de la empresa, María José López, explica qué beneficios puede aportar esta línea a las pieles sensibles.

 

Pregunta: En primer lugar, ¿Qué es la neurocosmética?

Respuesta: Es una rama de la cosmética que se basa en la relación del sistema nervioso con la piel. A través de las neuronas sensoriales de la dermis, que están conectadas con el sistema nervioso central, notamos diferentes sensaciones como frío, calor, picor, quemazón o incluso dolor. Desde AntalGenics diseñamos y desarrollamos ingredientes activos que actúan sobre esas células reduciendo su actividad y evitando así que transmitan un mayor número de impulsos eléctricos, disminuyendo de este modo el malestar.

P: ¿Qué beneficios tiene?

R: A diferencia de la cosmética tradicional, los principios activos de la neurocosmética actúan directamente sobre las neuronas sensoriales, aliviando de forma más eficaz síntomas como el picor crónico o la sensación de quemazón. Además, el neurocosmético que hemos desarrollado ofrece una segunda acción sobre las células epidérmicas mejorando la hidratación y la función barrera de la piel.

 

P: Esta cosmética, ¿es apta únicamente para pieles atópicas?

R: No, también es válida para personas que quieren un plus en su cuidado diario, Los neurocosméticos que desarrollamos desde AntalGenics no solo frenan el picor, sino que protegen aumentando la hidratación. Está demostrado que un cuidado continuo mejora la salud y la higiene de la piel, disminuyendo la abundancia y severidad de los brotes en pieles atópicas.

 

La sociedad cree que la cosmética son solo productos de belleza y cuando quiere soluciones para problemas de piel atópica se va a la farmacia sin saber que hay opción que aúna los dos campos: la cosmecéutica

 

P: En materia de neurocosmética, ¿en qué estáis trabajando actualmente?

R: Estamos centrados en dos principios activos. El primero de ellos, que lanzaremos a finales de año, está diseñado para ser incluido en formulaciones como cremas y lociones. Otro de ellos es para el cuidado del cabello y con él buscamos paliar picores y otras afecciones como la dermatitis seborreica.

 

P: ¿Cree que la sociedad tiene suficiente conocimiento sobre esta rama de la cosmética?

R: La verdad es que no. La sociedad cree que la cosmética son solo productos de belleza y cuando quieren soluciones para condiciones alteradas de la piel se va directamente a la farmacia. Sin embargo, hay una rama, que es la cosmecéutica, que une estos dos campos y que busca mejorar la calidad de la piel en condiciones alteradas.

 

P: ¿Cree que esta idea cambiará a corto o medio plazo?

R: Yo creo que sí, la cosmética va mucho por modas. Ahora hay una gran tendencia hacia la cosmética natural. Sin embargo, este campo también tiene inconvenientes y es que depende mucho de los extractos vegetales. En la mayoría de casos, estos extractos provienen de países asiáticos y podrían surgir dificultades a la hora de producirlos ya que no siempre están estandarizados en la molécula. Con lo cual, puedes encontrarte con un extracto que un día tiene una concentración del 20% y al día siguiente de un 0.5%.

 

Mucha gente cree que lo natural es menos dañino que lo sintético y tienden a entender que lo natural no es químico. En esta vida todo es química.

 

P: Ahora que lo menciona, ¿es más “saludable” la cosmética natural?

R: Mucha gente cree que al poner en una etiqueta la palabra “natural” el producto va a ser menos dañino que otro sintético. La cosmética no es perjudicial ya que los productos son testados para que sean seguros. Sin embargo, el público tiende a entender que lo natural no es químico, y en esta vida todo es química.

 

P: ¿Piensa que la industria incluirá en su oferta de futuro la neurocosmética?

R: Desde AntalGenics esperamos que sí. La neurocosmética avanza de forma muy rápida y se encuentra en una innovación constante. El ámbito de las neuronas de la piel siempre se había ignorado, pero ahora parece ser que está cogiendo mucha fuerza.

También en medios:
Todo Dermo