Noticias

AntalGenics desarrolla un neurofármaco para eliminar el picor producido por la psoriasis

Con la finalidad de impulsar el desarrollo de este tratamiento farmacológico la compañía ha abierto una ronda de financiación de 800.000€

Eliminar el escozor crónico producido por la psoriasis y mejorar la vida de las personas que sufren esta enfermedad es uno de los principales objetivos de la spin-off AntalGenics del Parque Científico de la UMH. Para lograrlo, la empresa centra en la actualidad su estrategia de I+D+i en el desarrollo de un innovador neurofármaco dirigido combatir el prurito que acompaña las placas psoriásicas. Con la finalidad de impulsar el desarrollo de este tratamiento farmacológico la compañía ha abierto una ronda de financiación de 800.000 euros en la plataforma Capital Cell https://capitalcell.es/campaign/antalgenics.

Tal y como señala el CEO de la spin-off, Philipp Tsolakis, este impulso económico permitirá a la compañía finalizar los ensayos clínicos fase I y II de este neurofármaco, denominado AG1529. “Nuestro objetivo es conseguir el total de la ronda de financiación para poder completar el desarrollo clínico y lanzarlo al mercado farmacéutico”. Y añade: “Además, la estimación de retorno para las personas que apoyen esta ronda multiplica por 14 la propia inversión para 2025, tomando como referencia empresas biotecnológicas del mercado dermatológico en etapas de desarrollo similares”. Aparte de esta ronda de financiación, AntalGenics ha recibido más de 3,5 millones de euros en financiación pública y privada.

Innovación en el tratamiento

La directora-científica de AntalGenics, Isabel Devesa, señala que el prurito psoriásico es el síntoma más debilitante asociado a la psoriasis, una patología autoinmune inflamatoria crónica que afecta a entre un 3% y un 5% de la población mundial. “El 85% de los pacientes sufre picazón crónica, una patología que acaba afectando a su calidad de vida y convirtiéndose en un problema muy grave, ya que puede llegar a producir depresión, incapacidad para socializar y agotamiento por falta de sueño”. Y añade: “Asimismo, un 45% indican no sentir alivio con los tratamientos actuales. Esto es debido a que estos no actúan sobre el origen, que es el sistema nervioso periférico”.

En este sentido, actualmente se utiliza de manera clínica la capsaicina para atenuar el prurito y la inflamación. Sin embargo, este elemento puede producir en el paciente reacciones adversas como un efecto abrasador o carcinogenicidad potencial asociada a su acumulación en la dermis. Gracias a su I+D+i, AntalGenics ha identificado una forma de mejorar este tratamiento anti-pruriginoso basado en la capsaicina, eliminando prácticamente la totalidad de los efectos secundarios que limitaban su uso. “El tratamiento que estamos desarrollando tiene acción directa sobre el origen neuronal de prurito. Los resultados experimentales hasta ahora han sido espectacularmente positivos”, señala Devesa.

AntalGenics es una spin-off del Parque Científico de la UMH que centra su actividad en el descubrimiento, validación y valorización de moléculas bioactivas con aplicación en campos de la biomedicina y la dermocosmética. La empresa está impulsada por la profesora Asia Fernández, el profesor Gregorio Fernández y el profesor Antonio Ferrer, presidente de la compañía. Todos ellos son investigadores del Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de Elche (IDiBE), del que el profesor Antonio Ferrer es también director. La empresa lanzó el pasado año Calmapsin®, su primer ingrediente activo, gracias al que la compañía fue galardonada con el premio nacional Quality Innovation Award (QiA) 2019 en la categoría Innovación Socio-Sanitaria.