Noticias

Ante el confinamiento, Plus Ethics propone un código ético de conducta ciudadana

Este propuesta recoge algunos valores y compromisos básicos para guiar a la población y hacer un llamamiento a la responsabilidad
Ante el confinamiento, Plus Ethics propone un código ético de conducta ciudadana

La crisis sanitaria del COVID-19 está suponiendo todo un reto para la población. Sin ningún precedente, la sociedad ha tenido que adoptar diversas medidas especiales para frenar la propagación del virus y evitar así la saturación de los hospitales. El confinamiento ha sido una de las normas impuestas por el estado de alarma a raíz de la epidemia del coronavirus, por lo que, según esta orden la población debe permanecer en sus hogares sin posibilidad de salir a la calle salvo en casos concretos. Ante esta situación excepcional, la compañía del Parque Científico de la UMH Plus Ethics ha querido aportar sus conocimientos para ayudar a la sociedad y ha elaborado una propuesta de ética mínima para los ciudadanos. Este código de conducta recoge algunos valores y compromisos básicos para guiar a la población y hacer un llamamiento a la responsabilidad.

La propuesta de Plus Ethics gira en torno a tres ámbitos en los que los ciudadanos confinados puede incidir de forma responsable: la seguridad, la difusión de la información y la protección social. Adoptar pautas como seguir las recomendaciones oficiales de las autoridades, evitar crear y dar difusión a noticias falsas sobre el virus o en situaciones en las que los recursos sean limitados, llevar a cabo conductas colaborativas y solidarias son algunas de los compromisos básicos que recoge el código de conducta.

Asimismo, en su propuesta de ética mínima, Plus Ethics resalta que es de vital importancia asegurar que cada decisión que se tome durante el período de confinamiento se haga en consideración con los principios de proteger a los grupos vulnerables, promocionar la justicia y la cooperación, garantizar la honestidad y la transparencia de la información, así como minimizar el daño y maximizar el beneficio.  “Los ciudadanos y ciudadanas debemos asumir la responsabilidad de hacer todo lo posible para garantizar que nuestras decisiones y acciones sean siempre en beneficio de la sociedad y nunca en su perjuicio”, destacan los promotores de Plus Ethics, y así lo reflejan en su código de conducta. 

Incrementar el sentido de la responsabilidad individual, aumentar la cohesión ciudadana, mejorar la reputación como ciudadanía responsable y reducir las conductas antisociales para así minimizar su incidencia sobre futuros contagios, son algunas de los resultados que podrían conseguirse de la aplicación del código ético de conducta propuesto por Plus Ethics.

Plus Ethics está promovida por Fernando Miró, director de Crímina, el centro de investigación de la Universidad para el estudio y la prevención de la delincuencia, y por el investigador y profesor del Centro Crímina, Francisco Javier Castro. Esta spin-off proporciona asesoramiento legal y ético en el ámbito de las políticas e iniciativas públicas así como para el desarrollo de proyectos de I + D relacionados con las TIC.