Noticias

Bioferric, seleccionada por una aceleradora alemana para impulsar su tecnología para regenerar aguas residuales

Bioferric contará con apoyo, formación, instalaciones y otros servicios que le permitirán desarrollar y escalar su tecnología, y ampliar su red de contactos

La tecnología de partículas magnéticas para regenerar aguas de efluentes industriales desarrollada por la start-up Bioferric del Parque Científico de la UMH ha llamado la atención de la aceleradora alemana Circular Economy Acelerator, ubicada en la ciudad de Wuppertal. Concretamente, esta entidad germana ha seleccionado a la empresa del PCUMH para ayudarla a impulsar su innovador proceso industrial. Para ello, durante tres meses Bioferric contará con apoyo, formación, instalaciones y otros servicios que le permitirán no solo desarrollar y escalar su tecnología, sino también ampliar su red de contactos.

Tal y como señala el CEO de Bioferric, Adrián Nadal, es un hito muy importante para la compañía que su tecnología haya cruzado las fronteras nacionales y haya llegado hasta un país como Alemania. “La ciudad de Wuppertal cuenta con una zona industrial muy grande y potente. Desde esta aceleradora se pusieron en contacto con nosotros porque buscaban start-ups que les ayudasen a mejorar su tejido empresarial, superamos el proceso de selección y en junio empezaremos con ellos”.

Innovación tecnológica con partículas magnéticas
La renovación del agua de los efluentes tiene un proceso complicado que debe realizarse de forma artificial. Para facilitar la reutilización de aguas industriales y simplificar este proceso, la empresa Bioferric ha desarrollado una tecnología modular basada en partículas magnéticas capaces de eliminar los compuestos nocivos presentes en estas aguas residuales: estas partículas se liberan en un medio acuoso, se adhieren a los contaminantes y posteriormente pueden ser recuperadas mediante el uso de campos magnéticos. De este modo, se limpian de partículas nocivas estos efluentes industriales, permitiendo que aguas o líquidos, que a priori eran desechables, puedan reutilizarse. Además, las partículas utilizadas en este proceso pueden, a su vez ser utilizadas de nuevo, por lo que no se producen ningún residuo.

La innovación de esta tecnología ha llevado a Bioferric a ser reconocida por diferentes organismos como la Red de Parques Científicos Valencianos (repCV) o IVACE, que recientemente le ha concedido una dotación económica de 70.000 euros a través del programa CREATEC. También, a colaborar con diferentes empresas que le han permitido continuar desarrollando su proceso. Es el caso de la compañía Brigman, con la que la start-up del PCUMH colabora en la creación de una planta piloto para validar su tecnología. Tal y como señala Nadal, la prueba de concepto se realizará este mes en colaboración con el fondo de inversión TTAF. Además, señala que, a partir de septiembre, quieren iniciar también el montaje de la instalación piloto y comenzar a hacer ensayos con esta tecnología en un entorno real, por lo que esperan empezar en 2023 con las primeras ventas.