Noticias

“Con la nueva normativa de Propiedad Intelectual pueden registrarse marcas mediante holografías o movimientos”

El director de Agilmark expone cómo el Brexit puede afectar a los derechos de marcas y patentes en Reino Unido
El director de Agilmark expone cómo el Brexit puede afectar a los derechos de marcas y patentes en Reino Unido

Estar al día con las normativas que regulan la protección de todo aquello que creamos o inventamos puede ser de gran ayuda para evitar futuros conflictos o incluso robos y copias de patentes, marcas o desarrollos de I+D. Es por ello, que con motivo de la celebración hoy viernes, 26 de abril, del Día Mundial de la Protección Intelectual e Industrial hablamos con Antonio Rodríguez, director de la empresa del Parque Científico de la UMH Agilmark para ahondar en este tema y mantenernos al día sobre cómo proteger nuestras ideas y creaciones.

 

P: Este año el Día Mundial de la Protección Intelectual e Industrial gira en torno a la Propiedad Industrial y el Deporte. ¿Qué se puede registrar en el ámbito deportivo?

 

R: Se trata de un escenario único en el que confluyen múltiples actores y en el que, aunque pueda parecer lo contrario, se pueden registrar numerosos desarrollos: desde patentes, marcas y diseños hasta variedades vegetales de césped para el terreno de juego o, incluso, calzado inteligente para monitorizar y analizar la actividad deportiva.

 

P: En líneas generales, ¿qué novedades existen para el registro de Patentes y Marcas?

 

R: Una de las modificaciones más llamativas se refiere a la manera de delimitar los bienes inmateriales y es que hasta ahora la Ley de Marcas exigía que para registrar un signo distintivo este debía poder representarse de forma gráfica. Sin embargo, con la última actualización de la normativa los solicitantes pueden representar cualquier signo distintivo con la tecnología disponible en cada momento. Se trata de una cuestión importante que plantea desafíos en lo que respecta al nuevo registro de marcas, que ahora pueden representarse con formatos multimedia, con movimiento o incluso mediante holografías.

 

P: ¿Se ha implementado alguna novedad respecto a la reclamación de registros?

 

R: Efectivamente. Con la nueva ley se regula también la prueba de uso, es decir, el solicitante al que se le deniega un registro puede reclamar a la otra parte que acredite pruebas contra su solicitud.

 

P: Teniendo en cuenta estas novedades, ¿qué repercusiones va a tener en materia de registros la salida de Reino Unido de la Unión Europea?

 

R: Aunque los efectos no son visibles todavía, la decisión tomada tras el referéndum del 23 de junio afecta de forma considerable al área de la Propiedad Industrial e Intelectual: quienes deseen realizar un registro con cobertura en toda la Unión Europea, deberán tener en cuenta que Reino Unido ya no está incluido en esta solicitud. Si desea registrarlo también en el país inglés, deberá realizar un registro paralelo para este territorio.

 

P: ¿Qué ocurre con los registros europeos ya existentes? ¿Podrían quedar invalidados sus derechos en Reino Unido?

 

R: Este es un tema que la Unión Europea y Reino Unido deben negociar: han de valorar si es necesario establecer un sistema que permita mantener en Reino Unido los derechos comunitarios adquiridos antes del Brexit. Si se consigue un pacto, sería posible transformar automáticamente los títulos, respetando incluso la antigüedad de los registros. Pero si no se alcanza un acuerdo, los propietarios de las marcas podrían tener que volver a registrarlas en Reino Unido, algo que supondría una inversión en tiempo y dinero.

 

P: Hasta ahora hemos hablado sobre el registro de Marcas, pero ¿cómo podría afectar el Brexit a las patentes europeas?

 

R: Los efectos podrían ser tanto mínimos como cruciales, dependiendo de la decisión que se adopte. Una vez más, el problema radica en que podrían quedar invalidados derechos ya adquiridos con anterioridad. Esto podría provocar que determinadas empresas decidieran dejar de comercializar sus productos mientras no se halle una solución.

 

P: Teniendo en cuenta estas novedades, ¿qué repercusiones va a tener en materia de registros la salida de Reino Unido de la Unión Europea?

 

R: Aunque los efectos no son visibles todavía, la decisión tomada tras el referéndum del 23 de junio afecta de forma considerable al área de la Propiedad Industrial e Intelectual: quienes deseen realizar un registro con cobertura en toda la Unión Europea, ahora deberán solicitar dos registros diferentes ante dos oficinas distintas.

 

P: ¿Qué ocurre con los registros europeos ya existentes? ¿Podrían quedar invalidados sus derechos en Reino Unido?

 

R: Este es un tema que la Unión Europea y Reino Unido deben negociar: han de valorar si es necesario establecer un sistema que permita mantener en Reino Unido los derechos comunitarios adquiridos antes del Brexit. Si se consigue un pacto, sería posible transformar automáticamente los títulos, respetando incluso la antigüedad de los registros. Pero si no se alcanza un acuerdo, los propietarios de las marcas podrían tener que volver a registrarlas en Reino Unido, algo que supondría una inversión en tiempo y dinero.

 

P: Hasta ahora hemos hablado sobre el registro de Marcas, pero ¿cómo podría afectar el Brexit a las patentes europeas?

R: Los efectos podrían ser tanto mínimos como cruciales, dependiendo de la decisión que se adopte. Una vez más, el problema radica en que podrían quedar invalidados derechos ya adquiridos con anterioridad. Esto podría provocar que determinadas empresas decidieran dejar de comercializar sus productos mientras no se halle una solución