Noticias

Iberogen utiliza la genética aplicada para detectar patologías en cultivos y prevenir la propagación de plagas en el campo

La nueva línea de negocio permitirá a empresas agrícolas analizar sus cultivos más rápido y minimizar pérdidas económicas derivadas de posibles contagios
Iberogen, ha decidido extrapolar sus conocimientos en materia de análisis genético en aves al sector agrotecnológico

Los controles fitosanitarios son esenciales para el correcto funcionamiento de los ecosistemas. Con la implementación de diferentes técnicas como el análisis genético es posible detectar patógenos que pueden entrar en contacto con el medio natural y evitar así la propagación de posibles plagas. Con este objetivo, la empresa Iberogen del Parque Científico de la UMH ha decidido extrapolar sus conocimientos en materia de análisis genético en aves al sector agrotecnológico y poner en marcha una nueva línea de negocio dirigida a la sanidad vegetal. La CEO de Iberogen, Carolina Lazcano, explica este nuevo ámbito de especialización centrado en la fitopatología.

Pregunta: En primer lugar, ¿Con qué objetivo nació Iberogen?

Respuesta: Iberogen es una compañía biotecnológica que nació con una clara vocación innovadora. Nuestra labor se basa en la aplicación de técnicas moleculares que pueden ser usadas en campos muy diversos: es por ello que tras consolidar nuestra línea de negocio en la genética de aves, hemos decidido ampliar nuestro horizonte a la sanidad vegetal y expandir nuestros conocimientos al sector agrícola.

P: ¿Qué es la sanidad vegetal?

R: Es una actividad dirigida a proteger los vegetales y sus productos de los daños producidos por patógenos. También busca evitar la introducción y propagación de patologías que puedan afectar la producción agraria. Este tipo de sanidad es muy importante a la hora de evitar pérdidas económicas derivadas de la contaminación y la propagación de patógenos.

P: En este sentido, ¿en qué consiste esta nueva línea de negocio?

R: Esta línea de trabajo pretende abordar las posibles complicaciones que puedan surgir en los ámbitos Agro y aportar soluciones innovadoras a los productores agrícolas. A través de nuestra tecnología basada en la genética y en el ADN podemos detectar patógenos que podrían afectar a plantas, frutos, semillas, agua, suelos, etc. También aquellos que son de obligado control a la hora de exportar las producciones, ya que son muchos los países que exigen el análisis fitopatológico de los productos antes de que entren en sus territorios.

P: Entonces, ¿Qué beneficios puede aportar la tecnología de ADN al sector agrícola?

R: Con la genética molecular y la inspección fitopatológica podemos detectar patógenos de forma sensible y específica e identificarlos a nivel de especie o cepa, lo que es muy útil a la hora de establecer medidas de control y/o terapéuticas. Por otro lado, agilizamos la obtención de resultados, lo que proporciona a los gestores de producciones agrícolas una mejor capacidad de respuesta ante posibles infecciones, minimizando así las pérdidas económicas. Además, con un control continuo y sistematizado es posible evitar la propagación de patógenos en el territorio.

P: ¿En qué ámbitos se podrá aplicar esta nueva línea?

R: Se centrará en aportar soluciones innovadoras a productores hortofrutícolas y a empresas que se dediquen a la calidad alimentaria y al control de producciones agrícolas. De esta manera, pretendemos colaborar en tareas de sanidad vegetal y fitopatología utilizando la tecnología de ADN. También queremos cooperar en proyectos de I+D+i que permitan dar respuesta a problemas específicos de este tipo de producciones agrarias.

P: Habéis decidido comenzar a trabajar por la Región de Murcia, ¿cuál es el motivo?

R: Hemos decidido empezar por la Región de Murcia por su cercanía geográfica y porque su agricultura representa un sector estratégico en la economía de la zona, ya que es un importante exportador hortofrutícola.

P: Es por ello que habéis organizado unas jornadas sobre sanidad vegetal en colaboración con el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario ¿Cuál es el objetivo de este evento?

R: Nuestro objetivo es dar a conocer en el sector agrícola la tecnología de ADN como apoyo al diagnóstico fitopatológico y sus ventajas e inconvenientes. Además, queremos facilitar herramientas para la interpretación de los resultados genéticos y establecer una comunicación directa entre el ámbito técnico y el científico para alcanzar puntos en común.

Esta jornada tendrá lugar el próximo 12 de noviembre en el Salón de Actos del IMIDA, ubicado en el municipio La Alberca (Murcia). Durante el evento, el responsable del Área de Fitopatología Molecular y Sanidad Vegetal de Iberogen, José Manuel Lucas, impartirá la ponencia "Herramientas para la interpretación crítica de los análisis moleculares. Un apoyo para el diagnóstico fitopatológico".

También en medios
La Vanguardia
Diario Información